Quizás este sea uno de los campos en la actividad física y el deporte que más se están estudiando por tener una población cada vez más envejecida por el aumento de la esperanza de vida. 

El principal problema con los años es no poder seguir siendo autónomos y disfrutar de las actividades y tareas que nos gustan o debemos hacer. La pérdida de fuerza y en consecuencia de equilibrio, coordinación, etc, son el motivo de esta pérdida de funcionalidad.

Según datos de la OMS, las caídas son la segunda causa mundial de muerte por lesiones accidentales o no intencionales, de ahí la importancia de la prevención. Aproximadamente un 30% de las personas mayores de 65 años y un 50% de las mayores de 80 años se caen al menos una vez al año. Las mujeres tienen un mayor riesgo de caídas que los varones, con un mayor porcentaje de fracturas de cadera.

Una de las consecuencias más importantes de las caídas es la pérdida de autonomía y el denominado síndrome de temor a caerse, que implican el inicio de la discapacidad.

La etiología de las caídas es multifactorial; sin embargo, no hay ningún instrumento basado en la evidencia que permita identificar con precisión a los ancianos que tienen mayor riesgo de sufrir caídas. La edad y el antecedente de una caída previa son los marcadores más utilizados. El riesgo de caídas aumenta con el número de enfermedades crónicas, la debilidad muscular y las alteraciones de la marcha y del equilibrio. 

Debido a esto debemos promover el ejercicio físico entre mayores para mantener unos niveles de fuerza saludables y mantener la funcionalidad para el día a día, caminar y realizar todas las necesidades individuales. 

El ejercicio y la actividad física constituyen la intervención más efectiva, bien sola o combinada con otras intervenciones, no sólo en su abordaje sino también en su prevención primaria, fundamentalmente en forma de ejercicio multicomponente, que ejercita fuerza, equilibrio, resistencia, coordinación, flexibilidad y ejercicio aeróbico, y adecuado a las características individuales de las personas.

La nutrición es otro factor importante y modificable que se asocia a tener calidad de vida, considerando una ingesta proteica ≥ 1 g/kg de peso/día, el mantenimiento del peso adecuado, un estilo de dieta saludable en forma de dieta mediterránea y nutrientes específicos, según el caso. 

Numerosos estudios como el realizado por Almeida O.P y Co en 2014 muestra que “la actividad física sostenida se asocia con una mejor supervivencia y un envejecimiento saludable en los hombres mayores. La actividad física vigorosa parece promover un envejecimiento saludable y debe fomentarse cuando sea seguro y factible”. 

Resaltamos la importancia de la actividad física, como elemento fundamental para que las personas mayores puedan mantener un estado óptimo de salud, así como la principal herramienta de educación y prevención de complicaciones que puedan afectar su esperanza de vida. 

En BFT podrás iniciar la actividad física de forma segura y eficiente desde cualquier estado de forma, lesiones, etc. 

Realizamos Valoración Inicial y con un equipo de Fisioterapéuta, Nutricionista y Entrenador Readaptador programaremos tus sesiones de forma individualizada para conseguir tu objetivo. 

Este es el camino para conseguir tu objetivo y en BFT podemos ayudarte. 

Raúl Gómez Gálvez. 

CEO Y Coach en BFT Sport Clinic. 

Bibliografía: 

-Almeida O.P., Khan K.M., Hankey G.J., Yeap B.B., Golledge J., Flicker L. 150 minutes of vigorous physical activity per week predicts survival and successful ageing: a population-based 11-year longitudinal study of 12 201 older Australian men. Br J Sports Med. 2014;48:220–225.

-Morey M.C. Physical activity and exercise in older adults. 2017 En: Schmader KE, Sullivan DJ, editors. UpToDate; [consultado 4-3-2018].

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú